como afecta los dientes fumar dentistas consecuecias del cigarro en la salud dental

¿Cómo afecta el tabaco en la salud dental?

El tabaco es uno de los grandes enemigos de la salud dental. A través de este articulo haremos un recorrido acerca de las consecuencias del tabaco en la salud de nuestra boca y, seguramente, después de leer este artículo entenderás la importancia de evitar este hábito tan nocivo.

Fumar es causa de cáncer. Recuerda que fumar repercute en tu salud en general, no únicamente en tu salud dental.

Efectos del tabaco en la salud bucal

Empezaremos este listado de efectos que provoca el tabaco en la salud de nuestra boca hablando de la tinción de los dientes, es decir, los dientes de un fumador se irán amarilleando debido a la acción de la nicotina y alquitrán que se encuentra presente en el cigarrillo. Esta situación afecta gravemente la estética dental de paciente.  Hay que mencionar también la halitosis o mal aliento como otra de las consecuencias del tabaco y la principal razón por la que se produce se debe a que fumar potencia la irritación y sequedad de las mucosas localizadas en la boca.

Aunque no afecta de forma directa a la salud bucal hay que señalar que el tabaco limita la percepción de sabores y olores, especialmente de alimentos salados.

Relación entre el tabaco y las enfermedades periodontales

Fumar aumenta drásticamente las probabilidades de padecer una enfermedad periodontal. De hecho, se estima que los fumadores tienen tres veces más riesgo de sufrir periodontitis así como también el avance de esta enfermedad será más rápido en comparación con el que padece una persona no fumadora. Una de las características de las enfermedades periodontales en fumadores es que no siempre es fácil de diagnosticar debido a que el tabaco actúa de vasoconstrictor, reduciendo el riego sanguíneo de las encías, por lo que no se inflamarán demasiado, siendo este uno de los principales síntomas de esta enfermedad.

Es importante destacar que las enfermedades periodontales son la principal causa por la cual se produce la pérdida de piezas dentales, por lo que estamos ante otra excusa para evitar el hábito del cigarrillo.

Precisamente la disminución del riego sanguíneo de las encías hace posible el bajo índice de éxito en los tratamientos dentales. De esta manera, podemos afirmar que el tabaco retrasará la curación de las heridas después de una intervención dental, siendo, por ejemplo, la principal causa de rechazo de un implante dental.

Caries dental en pacientes fumadores

Es momento ahora de explicar la relación existente entre la caries y el tabaco, aclarando en primer lugar que los fumadores tendrán más probabilidades de desarrollar esta patología.

Una de las variedades de caries que se observan con mayor frecuencia en aquellas personas que fuman se localiza en la raíz del diente, una situación que se debe a que fumar causa la pérdida del soporte dental y deja expuesta la raíz del diente.

Asimismo, los fumadores disminuyen la secreción salivar, dando más facilidades a las bacterias que causan una de las enfermedades orales más comunes y frecuentes en la actualidad.

Las personas que han leído este post también han leído los siguientes: 

Consejos para prevenir las caries

Alimentos que manchan los dientes

Finalmente, mencionaremos también el cáncer oral como otra de las consecuencias del tabaco, que afecta principalmente a personas fumadoras debido a que el cigarrillo contiene una amplia variedad de sustancias cancerígenas.

Consejos para pacientes fumadores

Es evidente que el mejor consejo que podríamos dar a una persona fumadora es que dejara el hábito, sin embargo estamos ante una adicción que no siempre es fácil de dejar. ¿Verdad? Es por ello que tenemos que aplicar una serie de consejos prácticos que nos serán de gran ayuda a la hora de prevenir todo tipo de enfermedades dentales.

En primer lugar, tenemos que ser estrictos con nuestra rutina de higiene bucodental, practicando el cepillado después de cada comida y usando el hilo dental diariamente. Además, completaremos esta rutina con el uso de enjuagues bucales o colutorios.

Acudir regularmente al dentista es otro de los consejos más útiles que debe llevar a cabo una persona fumadora. Hay que tener en cuenta que a través de estas visitas periódicas podremos conocer el estado de los dientes del paciente (así como del resto de tejidos bucales). Gracias a estas exploraciones no solamente podremos llevar a cabo todo tipo de técnicas de prevención, sino que también podremos tratar las enfermedades orales en su fase inicial, que se pueden resolver de forma simple y rápida.

En definitiva, el tabaco es uno de los grandes enemigos de la salud bucodental.

Este post es meramente informativo y no reemplaza en ninguna medida una consulta con el dentista. Comunícate con el equipo de agentes de sonrisas para agendar una cita con uno de los dentistas de Smilers Clínica Dental.

Give a Comment