Muelas del juicio todo lo que debes de saber

Las muelas del juicio se conocen también con el nombre de cordales y cuentan con significativas diferencias en comparación con el resto de piezas dentales. En primer lugar, aparecen de forma más tardía (entre los 16 y 25 años) y hay que destacar que no siempre erupcionan, de modo que hay pacientes que no cuentan con las muelas del juicio.

¿Cuántas muelas del juicio son? Pueden existir hasta cuatro muelas del juicio, una por cada cuadrante y en la actualidad la extracción de las muelas del juicio se ha convertido en una de las intervenciones más comunes y habituales que se llevan a cabo en una consulta dental.

¿Por qué razón se extraen las muelas del juicio?

Primero que nada es bueno saber que no necesariamente se tienen que extraer, ya que esto depende del paciente y factores dentales propios de su tipo de dentadura y del desarrollo de la misma. algunas de las dudas más comunes son:

  • ¿Es bueno quitarse las muelas del juicio? Para entender la causa por la que extraer las muelas del juicio es una intervención, en muchos casos, necesaria hay que considerar una serie de factores.
  • ¿Para qué sirven? En primer lugar debemos saber que estamos ante unos molares que no cuentan con labores estética ni funcionales, es decir, no sirven para nada.

Si a ello le unimos que las infecciones en este tipo de muelas son habituales así como pueden empujar el resto de piezas dentales hasta conseguir la desalineación de la dentadura es evidente que la extracción es la opción más lógica.

La extracción de las muelas del juicio es un proceso relativamente sencillo y que se lleva a cabo a través de anestesia local.

Una de las particularidades de esta intervención es que en caso de que la pieza esté cercana al nervio del diente será el especialista en cirugía maxilofacial el encargado en llevar a cabo la intervención.

¿Qué sucedería si no extraemos las muelas del juicio?

Antes de nada hay que aclarar que no es necesario extraer los cordiales en todos los pacientes, sino que se optará por la extracción en aquellos casos en los cuales las muelas del juicio puedan causar problemas en el futuro.

En caso de que no realicemos esta intervención hay que hablar de una serie de consecuencias negativas como, por ejemplo, la desalineación dental debido a que los cordales empujan al resto de dientes con el objetivo de encontrar espacio en la dentadura.

Lo anterior puede causar el movimiento en nuestra dentadura afectando la posición natural de los dientes, teniendo que recurrir al tratamiento de ortodoncia para devolver la posición correcta.

La caries es otra de las consecuencias habituales en las muelas del juicio, algo que no nos debe extrañar considerando su posición en la boca, por lo que el paciente tendrá dificultades para realizar una correcta higiene dental de la pieza.

Finalmente, no podemos olvidarnos de la aparición de quistes o infecciones en la encía como otras de las consecuencias que padecerá el paciente en caso de que no se retire las muelas del juicio.

Es evidente que estamos ante una intervención muy recomendable y que nos será de gran ayuda para prevenir una amplia variedad de problemas dentales.

¿Cuáles son los síntomas de una infección en la muela del juicio?

Los síntomas que nos avisan de una infección en la muela del juicio no difieren demasiado en comparación el del resto de piezas dentales. Hablamos de:

  • Dolor e inflamación de la encía próxima al molar.
  • Sangrado o mal aliento.
  • En caso de que la infección sea pronunciada, es posible que el paciente desarrolle cuadros febriles. Quizá uno de los síntomas que suele ser diferente es que el paciente puede tener dificultades para abrir la boca debido a la posición de las muelas del juicio.

Sea como sea, en caso de padecer estos síntomas lo más recomendable es acudir a un especialista para que que haga una exploración y lleve a cabo un tratamiento que se adapte a nuestras necesidades.

Pruebas médicas para las muelas del juicio

A día de hoy existen una amplia variedad de pruebas y técnicas que están enfocadas a conocer el estado que presentan las muelas del juicio. Por norma general, las radiografías son una de las alternativas más recomendables dado que nos permiten conocer si las muelas se encuentran retenidas.

En conclusión, podemos determinar que las muelas del juicio son una temática importante dentro del sector dedicado con la salud dental y suele causar numerosos problemas, de modo que la extracción de estas piezas dentales se ha convertido en una de las opciones más comunes en la actualidad.

Este post es meramente informativo y no reemplaza en ninguna medida una consulta con el dentista. Comunícate con el equipo de agentes de sonrisas para agendar una cita con uno de los dentistas de Smilers Clínica Dental.

Give a Comment